Seleccionar página

infertilidad

Muchas parejas afrontan la difícil noticia de infertilidad, puesto que ser padres es el momento culmine de cualquier pareja que desea formar una familia, la depresión se adueña de las personas que padecen este tipo de problemas. Los factores de infertilidad son siempre causados por problemas biológicos, también el estilo de vida y el factor psicológico influyen en determinados casos.

El estado emocional estable de la pareja es fundamental a la hora de iniciar un tratamiento, según revelan algunos estudios, las mujeres que sufren de ansiedad ovulan un 20% menos.

Gabriela Manitta, psicóloga especialista en tratar este tipo de casos señala:

“La imposibilidad para concebir hijos no es sólo una dificultad de orden biológico. Hay características particulares de cada pareja o paciente, que tienen que ver con su historia, sus deseos, sus ideales o creencias, los malentendidos en la relación de pareja y los duelos no elaborados, entre otros”

Según la doctora no solo basta con explicar el cuadro médico en términos profesionales, es muy importante hablar del deseo de ser padres, y los diferentes estados de animo que suelen acompañar a los pacientes que son diagnosticados de infertiles como por ejemplo dolor, la impotencia, la culpa, el enfado, la pena o la desilusión.

El estrés y la ansiedad son dos de los factores más comunes que se hacen presente entre las parejas que se someten a tratamientos de fertilidad alcanzando el 90% de los casos, ocasionando a veces un efecto negativo sobre la gestación.

La experta completa la idea explicando:

“En definitiva, los estudios que señalan la influencia del estrés o la ansiedad en el tratamiento de infertilidad confirman que, en lo que respecta a la dificultad para procrear los propios hijos, no se trata sólo de un organismo que no funciona adecuadamente”

Otro de los problemas que surgen con frecuencia son los sexuales, puesto que se transforma en una actividad cuya única finalidad es la de procrear dejando poco o escaso margen al goce y el placer.