Seleccionar página

quedar-embarazada

Dependiendo de la edad, quedarse embarazada no debería suponer un problema. Si se tiene entre 20 y 25 años la posibilidad de quedar embarazada es muy alta, pero a partir de los 35 la posibilidad disminuye a tan solo un 10%. No obstante, hay modos en que podemos aumentar notablemente las posibilidades de quedar embarazada.

Lo mejor es mantener relaciones sexuales el día anterior a la ovulación. Es durante la ovulación que el moco cervical se vuelve abundante y más suave, permitiendo así que los espermatozoides “naden” libremente y sin trabas hacia el ovulo materno.

La preparación para quedar embarazada también es esencial para aumentar las posibilidades. La preparación no es solo física sino también emocional. De esta forma usted podrá estar segura de que está lista para afrontar un embarazo de la mejor manera. Puedes asistir regularmente a un médico para que controle tu estado de salud y de este modo determinar si tu organismos está listo para concebir un niño.

Hay muchos trucos naturales para quedar embarazadas también. Quizá estos nos sean determinantes pero sí ayudan notablemente. Por ejemplo, luego de tener una relación sexual, muchos recomiendan ponerse  cabeza abajo para que por medio del efecto de la gravedad la fecundación se realice si falta.

Si ya has tenido un hijo y ahora estás buscando otro, lo más sabio es acudir a un médico que, en función del método anticonceptivo que hayas estado usando, pueda decirte cuál y cuando es el mejor modo de quedar embarazada. No es lo mismo haberse estado cuidando con píldoras que con el DIU.

Eliminar los hábitos nocivos también contribuyen a aumentar tus posibilidades de embarazo. Si bebes alcohol en exceso o fumas,  se te hará más difícil concebir. Por tal motivo, antes de pensar en cómo quedar embarazada lo más atinado es que veas cómo cortar esos hábitos tan malsanos, ya que no solo disminuyen tu fertilidad sino que en caso de que finalmente quedes embarazada, si sigues fumando o bebiendo alcohol, afectarás al bebé.

Además hay muchos elementos de la naturaleza que según las abuelas estimulan la fertilidad. Quizá desees probar algunos y luego recomendarlos. Por ejemplo, el té de caléndula y la jalea real están entre los favoritos por muchas para estimular la concepción. Muchas han dicho que da resultado, quizá tú puedes estar entres esas muchas.

Liberarse del estrés también ayuda. A veces, el obstáculo está en la misma mujer. Una vida ajetreada, cargada de tensiones y llena de estrés puede dificultar totalmente la concepción. Lo mejor es estar relajada, hacer al menos una actividad placentera que nos relaje y nos llene de satisfacción, quizá nadar o practicar un deporte, montar en bicicleta o hasta salir a trotar al parque.

Otro factor que influye mucho a la hora de quedarse embarazada es el periodo de ovulación. Durante el ciclo menstrual, la mujer hay unos días concretos en los que es más fértil y, por lo tanto, tiene más probabilidades de lograr este propósito.

Lo normal es que el periodo de una mujer tenga un ciclo regular de 28 días. Teniendo en cuenta esto, el mejor momento para intentar quedarse embarazada empieza en el noveno día y termina en el decimoquinto día. Es decir, tienes por delante siete días en los que las probabilidades para quedarse embarazada son mucho mayores por este incremento en la fertilidad.

Esto no significa que el resto de días del periodo de ovulación no puedas intentarlo, simplemente es que durante el periodo fértil, las probabilidades son mayores y en caso de tener dificultades para iniciar el periodo de gestación, lo mejor es intentarlo en esos días clave para la fertilidad de la mujer.

Si buscas quedarte embarazada y quieres saber el momento más fértil de tu periodo, existen otros métodos como la toma de la temperatura basal. Según estudios médicos, el cuerpo de la mujer sufre un ligero incremento de su temperatura (unas décimas) cuando está ovulando. La medida de la temperatura basal requiere de un control total de la temperatura de tu cuerpo cada día, por lo que quizás es un método más tedioso.

Todas estas sugerencias para quedarse embarazada han sido probados y hasta recomendadas por expertos. Por supuesto, recuerda que tu propio médico puede darte muchas sugerencias basándose en tu propia historia clínica. Pero además de las recomendaciones propias de tu doctor, haces bien en considerar otras posibilidades.

como-quedar-embarazada

Recuerda que tener un hijo es una experiencia única en la vida y bien vale la pena considerar todas las posibilidades y tratamientos efectivos para quedar embarazada, incluso los trucos de la abuela o trucos naturales que también sirven de ayuda.

No solo debes pensar en el hecho de concebir sino mantener el embarazo. Decimos esto pues muchas mujeres no tienen problemas para quedar embarazadas, no obstante al cabo de unas semanas pierden su embarazo. Eso también es doloroso y quizá más doloroso que no concebir. Por lo tanto, debes preparar tu cuerpo y tu mente no solo para lograr concebir sino también para que tu embarazo llegue a buen término y disfrutes los nueve meses de maternidad junto a los tuyos.

Pero por supuesto, la maternidad no finaliza pasados los nueves meses. Tener un hijo es una empresa de gran envergadura que dura al menos veinte años. Por ende, antes que nada, debes analizar si estás lista mental y emocionalmente para cuidar de un niño o niña, a fin de que puedas darle la infancia que merece tener.

De este modo, habrás estado disfrutando de una experiencia única que solo se disfruta al quedarse embarazada y podrás recordar esta experiencia  (que quizá no sea la única) por siempre.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR